Condenado a seis meses de prisión un lenense por provocar un incendio.

Fuente: La Nueva España.

Mieres del Camino,
C. M. BASTEIRO
El Juzgado de lo penal número 2 de Oviedo ha condenado a un vecino de Lena, cuya identidad se corresponde con las iniciales M. A. F. F., a una pena de seis meses de prisión y una multa de 1.260 euros, así como el pago de indemnizaciones al Gobierno del Principado y a los Bomberos de Asturias por un importe de 9.535 euros, por causar un incendio forestal en Lena en el año 2009. El Fiscal de Medio Ambiente y Urbanismo de Asturias, Joaquín de la Riva, basó su acusación en la investigación realizada por las Brigadas de Investigación de Causas de Incendios Forestales (Bripas), ya que nadie vio al condenado cometer los hechos.

La sentencia apunta que el acusado, en la mañana del 11 de octubre de 2009, «en el paraje denominado La Ardinal, en Lena, procedió a la quema de la vegetación invasora existente en la parte superior derecha de la misma, mediante la aplicación de una llama al combustible vegetal, siendo la pendiente de 65 por ciento, y la temperatura de 23,30 grados, presentando la vegetación un aspecto de extrema sequedad». El acusado, según lo recogido en la sentencia, «se ausentó sin antes haber comprobado que quedaba completamente extinguido, reavivándose posteriormente el fuego y propagándose, favorecido por las circunstancias meteorológicas y topográficas».

El riesgo local de incendio, en la fecha en la que se produjo el suceso, era alto y la situación de la finca era favorable para su propagación. El incendio afectó a 0,5 hectáreas, por lo que precisó de la intervención de Bomberos de Asturias, que actuaron con el helicóptero y realizaron 29 descargas de agua. M. A. F. F. «no hizo cortafuegos, carecía de permiso de quemas y no había dado aviso a la Guardia Civil, al 112 o a la Guardería de Medio Ambiente».

A pesar de que la acusación no cuenta con testigos, y M. A. F. F. negó haber causado el fuego, el Fiscal se basó en una serie de indicios. El acusado se declaró  el autor de otros 29 fuegos anteriores, que se provocaron unos días antes del 11 de octubre y que no salieron de la finca. «La versión del acusado presupondría la extraordinaria casualidad de que, justo al día siguiente de que él prendiera los tres últimos fuegos, (…) otra persona acudiera a la finca y prendiera en su interior el fuego que se propagó monte arriba», señala la sentencia.

Además, el acusado aseguró haber pasado la mañana en la que se produjo el incendio con su cuñado, pero «a nada que se profundiza en los interrogatorios (del acusado y su cuñado), sobre lo que hicieron esa mañana, las contradicciones entre sus respectivos relatos se suceden una tras otra».

M. A. F. F. ha sido condenado a seis meses de cárcel y a abonar seis meses de multa con siete euros de cuota diaria. Además, indemnizará a Bomberos de Asturias con 2.095 euros y a la Consejería de Medio Ambiente con 6.630 euros por los perjuicios medio ambientales derivados del incendio.

Artículo relacionado:

– Poco a poco algo muy nuestro se quema [ver]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s