Ejercicio de rescate en Valgrande-Pajares (Lena).

Las condiciones meteorológicas, la predisposición del personal y dirección de la Estación Invernal de Valgrande-Pajares (Lena), así como de los miembros de Voluntarios de Lena desplazados en el día de hoy a la Estación… fueron factores que permitieron el desarrollo con éxito de un ejercicio práctico de rescate desde un telesilla.

El conocimiento de las técnicas que el personal de la Estación aplica durante el rescate de los esquiadores que quedaran atrapados en el hipotético caso de una avería del sistema, es de gran importancia para los Voluntarios de Lena de cara a proceder a colaborar en las labores de rescate.

Los trabajos de mantenimiento y el personal formado en rescate de la Estación, más los miembros de los distintos cuerpos que operamos en la Estación Invernal de Valgrande-Pajares (Lena), hacen de esta una estación preparada para afrontar cualquier incidencia que surja.

La Estación Invernal de Valgrande-Pajares (Lena) está preparada para acoger a todos aquellos amigos y amigas del deporte blanco, como viene realizando desde sus inicios (ver historia). Mientras tanto, seguimos esperando la aparición del blanco elemento que nos permita disfrutar de muchas jornadas esta temporada.

Información actualizada [11/12/2011]

Artículo publicado en La Nueva España.

Los Responsables y resto de miembros de Voluntarios de Lena, agradecemos la cobertura informativa que nos brindan los medios de prensa regionales.

Los vigilantes de la nieve

El grupo de Protección Civil de Lena realiza simulacros de rescate en los telesillas de la estación de esquí de Valgrande-Pajares.

Pajares (Lena),
C. M. BASTEIRO

Los voluntarios del grupo de Protección Civil de Lena quieren estar preparados para cualquier imprevisto en el concejo y por ello realizaron un simulacro de evacuación en los telesillas de la estación invernal de Valgrande-Pajares. Con este ejercicio, pretenden estar «listos para el rescate» en el caso de que surja una avería como la que estropeó la apertura de Fuentes de Invierno en la pasada campaña y que obligó a evacuar a 150 personas.

El simulacro en Pajares arrancó con una parada ficticia de un telesilla. Con la colaboración del personal de la estación, los voluntarios de la agrupación lenense empezaron a trabajar. «Dependiendo de la altura a la que se encuentre cada silla, los métodos de rescate son distintos», explicó Adrián Tomillo, responsable de Protección Civil de Lena. En el caso de que las sillas se encuentren a poca altura, «es suficiente con actuar desde el suelo, y liberar a los usuarios para que estén en tierra firme lo antes posible, con la ayuda de cables y cuerdas». A medida de que la altura del telesilla el mayor, el rescate es más difícil. En Fuentes de Invierno, la mayoría de los usuarios tuvieron que ser rescatados con el helicóptero de Bomberos de Asturias. En cambio, si la meteorología no permite un rescate por el aire, los voluntarios se ven obligados a echar mano de su habilidad y de diferentes técnicas para solucionar las consecuencias de la avería.

Una «actuación rápida pero cuidada» es fundamental. «En un primer momento, hay que evaluar la altura a la que se encuentran las sillas y encontrar un lugar de acceso», explicó Tomillo. En el caso del simulacro en la estación de Valgrande-Pajares, los miembros de Protección Civil accedieron al remonte «por la pilona del telesilla, y a través del cable llegamos a cada una de las sillas de los esquiadores». A través de un sistema de poleas, comienza la liberación. «Hay que ir silla por silla, por lo que hay que mover las poleas y las cuerdas a cada paso que se da durante el rescate», añadió Tomillo. En todos los casos, los esquiadores liberados «se llevan al suelo, para que estén en tierra firme lo antes posible».

A pesar de que la rapidez es esencial, el responsable de la agrupación lenense de Protección Civil explicó que «también hay que saber lo que estás haciendo y llevar el rescate con prudencia, para no tener ningún susto». Además del frío, el nerviosismo suele ser «un gran enemigo» en situaciones como esta, en la que hay un cierto peligro y las condiciones son adversas.

La duración de un rescate de estas características «varía mucho, dependiendo del número de usuarios, la altura a la que se encuentren las sillas y la situación meteorológica». La presencia de niños puede retrasar la actuación de los miembros del equipo de rescate. Durante estos días, en los que la estación permanece cerrada por falta de nieve, la agrupación lenense seguirá practicando para mejorar su técnica y ofrecer seguridad a los usuarios. Ellos son los vigilantes de la nieve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s