Los bomberos de Oviedo llaman a emergencias.

Fuente: La Voz de Asturias.

La jefatura pide al alcalde aumentar la plantilla porque apenas puede cubrir dos servicios a la vez.

Festividad del cuerpo de Bomberos de Oviedo, San Juan de Dios; jornada de celebración, sobre todo, y de análisis de situación de un grupo fundado en la capital en 1859. La fiesta tuvo lugar en el salón de actos del cuartel de Rubín y el jefe del servicio de extinción de incendios (SEIS) indicaba la primordial necesidad del cuerpo: el aumento de la plantilla. Y es que, en la actualidad, el servicio cuenta con un total de 77 efectivos, cuatro funcionarios que realizan labores técnicas y un administrativo. El personal, indicaba José Manuel Torres, es insuficiente. ¿Con cuántos efectivos tendría Oviedo cubierto de forma suficiente el servicio de extinción de incendios? El jefe lo tiene claro: “entre 90 y un centenar”. Un aumento de plantilla que, espera se haga realidad en un plazo no superior a los cuatro o cinco años.

Torres, muy cerca del concejal de Personal que acudió al acto, Gerardo Antuña (el alcalde, Agustín Iglesias Caunedo, no puso acudir por problemas de agenda y de transporte), explicaba los motivos para tener que hacer efectiva esta ampliación de la plantilla: “En la actualidad, tenemos bien cubierto el servicio de una primera emergencia. Los problemas llegarían con una segunda en el mismo momento”; esto es, con dos salidas a la vez, el servicio se resiente. No obstante, Torres indicó que cuenta con el compromiso del actual gobierno de aplicar un aumento paulatino del número de efectivos. De hecho, se espera que a lo largo de este año se convoquen cinco plazas nuevas para el SEIS.

Cambio de ubicación Más complicada se presenta otra de las reivindicaciones del cuerpo: el cambio de ubicación del parque de Bomberos de Oviedo. Según Torres, se precisaría de un puesto más céntrico para dar cobertura de forma más efectiva al municipio. “Sabemos que con la actual situación de crisis es una posibilidad que se antoja complicada”. Argumentó que el cambio sería preciso para que los cuerpos de seguridad y emergencias no quedasen bloqueados. “En la actualidad, Bomberos, Policía Local y Guardia Civil tenemos una única vía de salida. Si ésta queda bloqueada, ninguno de los tres cuerpos podría actuar”. Con la dispersión de los servicios, si uno queda inoperativo, siempre habría uno alternativo.

Antuña, por su parte, ante un salón de actos lleno de los trabajadores del servicio, aseguró que para enero de 2013 “se verá cumplida una reivindicación” de hace tiempo del cuerpo. Lo dijo sin especificar; los bomberos sabían bien a qué se refería. Luego, el concejal ya explicó que se trata de la reclasificación de los puestos del cuerpo que, en la práctica, supone un aumento de los salarios.

La festividad, que se celebra en Oviedo desde 1945, reunió a los efectivos de la plantilla que estaban de permiso y a los que estaban de guardia. También hubo representación de la jefatura de la Policía Local; de los vecinos de la Guardia Civil (el cuartel está al lado), el comandante de Asturias, José María Feliz, y teniente coronel de la comandancia de Oviedo, Eduardo Martínez; y del jefe del cuerpo de Seguridad Ciudadana y antiguo responsable del área de Seguridad Ciudadana, José Manuel López.

También en la Policía Local Las necesidades de ampliación de personal en Bomberos es clara: la ciudad crece, hay nuevas urbanizaciones y calles; más población; y más necesidades ciudadanas. Ésta ha sido la tónica general en los últimos años en Oviedo. Recientemente, por este mismo motivo incidían en que en la Policía Local no sólo no se ampliaba la plantilla, sino que ésta se ha ido reduciendo de forma paulatina. Y es que el Gobierno local del Partido Popular quiere ahorrar dinero allí donde pueda y no cubre las plazas del cuerpo que han quedado vacantes desde 2006.

La Policía ha visto cómo su plantilla se ha reducido en unos 70 agentes ante la falta de convocatorias de empleo público por parte del ayuntamiento. De este modo, el cuerpo está formado en la actualidad por 279 funcionarios. Un hecho que ha desatado el malestar en la jefatura del cuerpo, según fuentes policiales consultadas por LA VOZ recientemente. Esta reducción de la plantilla se ha transformado en queja que no recibía respuesta desde el consistorio, al menos, con el anterior alcalde, Gabino de Lorenzo.

Desde la jefatura se indicó que, sólo con cubrir las plazas vacantes, se reduciría de forma considerable el número de horas extra que tienen que realizar los agentes. Un cálculo ofrecido recientemente por el Grupo Municipal de Izquierda Unida en el ayuntamiento cifra en más de medio millón de euros para casi 19.000 horas extra desde enero hasta octubre. Para IU este volumen de trabajo se podría traducir en 11 nuevos puestos de trabajo ya que cada jornada anual se estima en 1.600 horas. Una petición que, paradójicamente, no se realiza desde las correspondientes secciones sindicales en el cuerpo. Al respecto, desde la Policía Local se quiso dejar claro que el reparto de horas extra para los agentes se realiza a través de un programa informático.

El concejal Emilio Huerta Triqui señalaba que, “lo que está claro, es que el desorbitado volumen de horas extra tiene que ser debido o bien a una mala gestión en el servicio de Policía Local o, lo más factible, a que dichas horas extra estén concebidas como horas de carácter estructural, ante la escasa plantilla actual”. Desde el cuerpo se aseguró que la organización es la más correcta que se puede realizar con los efectivos con los que se cuenta en la actualidad. Se insiste en que siempre hay eventos, ya sean deportivos, políticos o de cualquier otra índole, que generan servicios no previstos que tienen que ser cubiertos con horas extra para los empleados policiales. El Gobierno local contempla un gasto para la Policía Local que asciende a 19,5 millones de euros para todo 2012. Casi 9 millones son para sueldos.

Distinciones a compañeros del cuerpo de Bomberos de Oviedo.

La festividad de San Juan de Dios, patrón de los bomberos, comenzó a las once de la mañana con una entrega floral. Pero el momento que todos los efectivos esperaban era el reconocimiento a cuatro de sus compañeros; y es que no siempre se cumplen las bodas de plata de entrega al servicio de extinción de incendios. José Manuel Torres (a la izquierda de la imagen) hizo entrega de las distinciones a estos bomberos: José Luis Fernández Alonso, Moisés Sariego González, Rafael Pérez Sierras y Javier Fernández Rodríguez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s